Consejos útiles

Fractura de pierna: métodos de tratamiento.

Pin
Send
Share
Send
Send


Fractura del pie: la lesión es bastante común y representa el 20% de todas las fracturas óseas. No tome esto a la ligera, las consecuencias pueden ser muy negativas, hasta la imposibilidad de moverse sin ayuda.

Si el pie está fuertemente doblado en cualquier dirección, saltando desde una altura con énfasis en los pies, o cuando es golpeado por un objeto pesado, esta lesión puede ocurrir.

Las fracturas de los huesos metatarsianos se producen como resultado de un fuerte impacto inesperado en la pierna, carga excesiva y sobreesfuerzo.

Síntomas de fracturas

Las manifestaciones de este tipo de lesiones dependen del lugar específico de su imposición. Por ejemplo, una pierna rota en el pie por un tiempo puede incluso no sentirse o causar una ligera molestia si hay una grieta en uno de los huesos pequeños del metatarso. Pero los siguientes pueden considerarse signos comunes:

  1. Un dolor agudo, a veces insoportable, en una extremidad lesionada al intentar apoyarse en ella.
  2. Dolor adolorido pero constante en un estado tranquilo e inmóvil de la pierna.
  3. Después de una o dos horas, se observa edema con un cambio en el color de la piel en el sitio de la lesión.
  4. Si una persona tiene una fractura de tobillo con un desplazamiento, al sondear, se siente la movilidad de los fragmentos óseos. En este caso, la baqueta se retorcerá de forma antinatural.
  5. Una fractura de la pierna en el fémur y la tibia puede provocar acortamiento.

Sin embargo, incluso las sensaciones desagradables al caminar son una ocasión para visitar a un cirujano, especialmente si se cayó o golpeó antes de eso. Incluso una pequeña grieta en el hueso que no da síntomas obvios puede tener consecuencias desagradables.

Primeros auxilios

Todos los cirujanos están de acuerdo en que la calidad del tratamiento posterior depende de la corrección de las acciones tomadas en las primeras horas después de la lesión. Incluso una persona lejos de la medicina sabe que, en primer lugar, una fractura de pierna debe repararse con una férula. Sin embargo, la naturaleza de la fractura debe considerarse aquí. Si está abierto (un hueso roto ha perforado la piel), entonces la sangre se detiene primero. Para hacer esto, se coloca un torniquete sobre la herida. No le corresponde al médico tocar la pierna lesionada, y mucho menos fijarla, debido al peligro de un mayor desplazamiento de los fragmentos.

Si la fractura de la pierna está cerrada, entonces está fijada a ambos lados por cualquier objeto plano: palos, tablas, sombrillas, etc. La pierna debajo del neumático debe envolverse con un paño para reducir la presión del vendaje sobre el tejido lesionado. Si tiene kits de primeros auxilios a mano, puede hacer una inyección anestésica.

Si se sospecha una fractura de tobillo con sesgo, el lego no debe tratar de devolver la parte inferior de la pierna a la posición correcta: las acciones analfabetas pueden provocar complicaciones hasta que aparezca una variedad abierta en el sitio cerrado de la fractura. En este caso, la víctima debe ser transportada al hospital con el mayor cuidado posible, teniendo cuidado de no tocar la pierna invertida.

Actividades medicas

Dependen de dónde está marcada la pierna rota. El cirujano prescribe el tratamiento después de estudiar la radiografía tomada. A veces tienen que hacerse desde dos ángulos, por ejemplo, con un daño en el tobillo. En casos simples, el yeso generalmente se aplica simplemente. En caso de fractura de los huesos tubulares, se agrega extensión esquelética. En el caso de fracturas por fragmentación con un desplazamiento significativo de los huesos, se instala un complejo aparato de Elizarov, diseñado para devolver los fragmentos a su posición inicial correcta.

El yeso con fractura de tobillo con desplazamiento se aplica solo después de reparar el tobillo. Se produce con mayor frecuencia bajo anestesia local, sin embargo, a veces se usa anestesia intraósea o anestesia general. Un examen de rayos X de seguimiento se realiza después de tres semanas, ya que incluso en una forma fija, la fractura de tobillo puede cambiar. Y el yeso se retira no antes de dos meses, y en áreas menos complicadas de la pierna, generalmente un mes también es suficiente.

Restauración del rendimiento de las extremidades

La rehabilitación de una pierna después de una fractura es un proceso largo y de múltiples etapas. Sus objetivos son:

  1. Recuperación de músculos debilitados.
  2. Eliminación de los cambios vasculares en la pierna causados ​​por la inmovilidad forzada (o limitación de la movilidad).
  3. Eliminación de la hinchazón.
  4. Recuperación de habilidades motoras y actividad.

El médico prescribe el complejo de todas las medidas de recuperación, teniendo en cuenta la ubicación de la fractura, su complejidad, la forma física del paciente y su estado de salud. Las técnicas estándar que restauran las piernas después de una fractura son las siguientes:

  1. Ejercicios terapéuticos con un aumento gradual del estrés.
  2. Baños de remediación.
  3. Estimulación eléctrica muscular.
  4. Irradiación UV.
  5. Efecto fisioterapéutico.
  6. Mecanoterapia, etc.

Al mismo tiempo, se prescribe una dieta con un alto contenido de fósforo y calcio. Y a medida que se restablece la movilidad de las piernas, el médico puede aconsejar al paciente que vaya a nadar: esta es la mejor manera de restaurar rápidamente una extremidad dañada.

Ejercicios de fisioterapia

Si lo manejas solo bajo la supervisión de un médico, una pierna rota te recordará a ti mismo durante mucho tiempo. Es necesario desarrollar la extremidad afectada de forma independiente, con la ayuda de ejercicios y acciones simples, y teniendo cuidado de no sobrecargarla. Recomendado por:

  1. Mucho, pero pasear tranquilamente.
  2. Gire el pie (comience una semana después de quitar el yeso).
  3. Aferrándose a algo, levante las piernas y manténgalas en esa posición.
  4. Suavemente, pero es posible hacer cambios bruscos hacia un lado.
  5. Levántese lentamente sobre los dedos de los pies, y con la misma lentitud baje sobre los talones.

Después de cuatro semanas, será posible comenzar a entrenar en una bicicleta estacionaria.

Masaje de recuperación después de una fractura.

A menudo, el médico prescribe un curso de masaje. Sin embargo, en ausencia de tal oportunidad en el hospital, una persona tendrá que ocuparse de esto por su cuenta. Un lego no hará un masaje denso y adecuado, pero varias veces al día puede amasar ligeramente una extremidad con auto masaje. No logrará que los músculos tomen el tono correcto, sino que los ayudará a calentarse más rápido. Además, la hinchazón disminuirá muy rápidamente.

Hinchazón: causas

Muy a menudo, una persona lesionada desarrolla hinchazón en las piernas después de una fractura de tobillo. Esto se debe a las peculiaridades de la estructura de la pierna en este lugar: en condiciones naturales, es especialmente móvil en una curva. En un estado fijo, la circulación sanguínea es mucho más difícil aquí que en secciones rectas de la pierna. La pequeña inflamación finalmente se resuelve por sí sola. Sin embargo, la inflamación significativa de la pierna después de la fractura puede provocar una variedad de complicaciones, por lo tanto, después de retirar el yeso, se recomienda al paciente que tome medidas para eliminar rápidamente la inflamación.

Tratamiento de edema

No solo elimina las consecuencias de la fractura, sino que también previene posibles deformidades concomitantes: la aparición o aumento de espuelas, curvatura de los dedos, pies planos causados ​​por un trauma. Dado que el edema de la pierna después de una fractura ocurre en la mayoría de los casos cuando el tobillo está dañado, los ejercicios para eliminarlo afectan principalmente la espinilla y el pie: se prescribe para tomar objetos pequeños con los dedos de los pies, rodar botellas de agua de medio litro o bolas pequeñas, doblar los pies, caminar en diferentes partes de los pies (sobre los talones, adentro y afuera, sobre los dedos de los pies). Durante la rehabilitación, deberá comprar zapatos ortopédicos con un soporte especial para el arco y, al principio, vendar las articulaciones de las piernas.

Signos de fractura del pie.

La inflamación del área lesionada y el dolor son los primeros síntomas que indican que puede tener un pie fracturado. La foto a continuación muestra cómo se ve una pierna adolorida.

Las sensaciones dolorosas pueden ser tan fuertes que una persona no puede moverse. También se pueden presentar hematomas en el área de la lesión. La fractura con desplazamiento se caracteriza por un cambio en la forma del pie.

A veces una persona no se da cuenta de que tiene un pie fracturado. Los signos pueden no ser pronunciados, el dolor ocurre solo cuando la carga sobre la pierna lesionada. Por lo tanto, para aclarar el diagnóstico, debe comunicarse con un traumatólogo.

Primeros auxilios

En caso de sospecha de fractura de los huesos del pie, se debe reparar la extremidad lesionada. Puede usar un neumático improvisado hecho de tablas, bastones de esquí o varillas, que se sujetan con vendas a la pierna. Si no había nada a mano, puede vendar la extremidad dañada a una sana con una bufanda, camisa o toalla.

Con una fractura abierta, no debe tratar de enderezar el hueso usted mismo, antes que nada, debe detener el sangrado. Para hacer esto, trate la piel alrededor de la herida con yodo o peróxido de hidrógeno. Luego aplique con cuidado un apósito estéril. Después de proporcionar los primeros auxilios, la víctima debe ser llevada a un centro médico.

Diagnósticos

En primer lugar, un traumatólogo debe examinar cuidadosamente una pierna adolorida. Después de descubrir los síntomas de un pie fracturado en la víctima, el médico toma una radiografía para determinar el tipo y la ubicación del daño. Muy raramente existe la necesidad de imágenes computarizadas o de resonancia magnética.

Después de que se diagnostica la fractura, se prescribe el tratamiento, que depende de su tipo y del hueso roto.

Fractura de astrágalo

Este hueso tiene algunas características. No hay un solo músculo unido al astrágalo. Además, transfiere el peso corporal a todo el pie.

La fractura del astrágalo es posible como resultado de una lesión indirecta, es rara y se considera un daño severo a los huesos del pie. Se acompaña de otras lesiones, como una fractura, dislocación del tobillo u otros huesos del pie.

Cuando se lesiona, se siente un dolor agudo, se produce hinchazón del pie y el tobillo, se notan hemorragias en la piel. Si los fragmentos se desplazan, puede notar que el pie está deformado.

Para confirmar la fractura, determine su ubicación, tipo y grado de desplazamiento óseo, realice un examen de rayos X en dos proyecciones.

Si se diagnostica una fractura del pie con un desplazamiento, los fragmentos óseos se emparejan inmediatamente. El hecho es que cuanto más tarde vea a un médico, más difícil será restaurar su posición correcta, a veces es completamente imposible.

El yeso se aplica durante un mes y medio. A partir de la tercera semana, debe liberar la extremidad lesionada del neumático y hacer movimientos activos de la articulación del tobillo.

Algo más tarde prescribió fisioterapia y masajes, fisioterapia. Tarda de dos a tres meses en recuperarse.

Fractura de escafoides

Surge como resultado de la exposición directa. A menudo, una fractura de este hueso del pie se acompaña de lesiones de otros huesos.

Una persona no puede apoyarse en una extremidad debido a un dolor intenso. Aparecen hinchazón y hemorragia. Al palpar, tratando de girar el pie hacia adentro y hacia afuera, una persona siente un dolor agudo. Para confirmar una fractura del escafoides, se recomienda realizar un examen de rayos X.

Si no se detecta sesgo, el médico aplica un yeso circular al área dañada. En caso de fracturas de escafoides con desplazamiento, se comparan fragmentos óseos; en algunos casos, puede ser necesaria una reducción abierta. El pie se fija con yeso durante un período de cuatro a cinco semanas.

Es lo suficientemente difícil de tratar una fractura del pie en combinación con una dislocación. Si el fragmento dislocado no se vuelve a colocar en su lugar, se puede desarrollar un pie plano traumático. Los fragmentos desplazados se ajustan utilizando un aparato de dibujo especial. A veces hay que recurrir a una reducción abierta y fijar el fragmento ajustado con una sutura de seda. Después de este procedimiento, la inmovilización de la extremidad dañada debe durar hasta 10-12 semanas. En el futuro, es necesario usar zapatos ortopédicos.

Fracturas de los huesos cuboides y esfenoides.

Con mayor frecuencia, la lesión ocurre cuando la gravedad cae en la parte posterior del pie y se acompaña de hinchazón de los tejidos blandos en el área del daño, dolor durante la palpación y giro del pie en cualquier dirección. Se requiere un examen radiográfico para confirmar la fractura. Después de esto, la pierna se fija con un yeso durante un mes y medio. Se recomienda usar un soporte para el arco durante todo el año después de tal fractura.

Fractura traumática

Es el resultado del estrés mecánico externo. Puede ser una caída en la pesadez del pie, aplastamiento del pie, un fuerte golpe.

Una fractura traumática del pie se manifiesta con un crujido y dolor característicos en el momento de la lesión, puede notar un acortamiento del dedo o su desviación hacia un lado. El dolor al principio es muy fuerte, pero con el tiempo disminuye, aunque no desaparece por completo. Se produce edema o hematomas en el sitio de la lesión.

Fractura por estrés (fatiga)

Tales lesiones, que incluyen una fractura de los 5 huesos metatarsianos del pie, generalmente se encuentran en atletas y en aquellos que llevan un estilo de vida activo. Aparecen como resultado de una carga excesiva y prolongada en el pie. De hecho, tal fractura es una grieta en el hueso y es muy difícil notarla.

Si una persona sufre de varias enfermedades concomitantes, como osteoporosis o deformidad de los pies, su condición puede empeorar significativamente. La fractura por estrés del hueso metatarsiano también se encuentra en aquellos que constantemente caminan con zapatos incómodos y apretados.

El primer síntoma que debe alertar es el dolor en el pie después de una carga intensa prolongada y desaparece en un estado tranquilo. Con el tiempo, se intensifica hasta tal punto que cualquier acción se vuelve imposible. El dolor también permanece en reposo. Aparece edema en el sitio de la lesión.

El peligro es que la mayoría de las personas con tal lesión no tienen prisa por ver a un médico, a menudo una persona ni siquiera sospecha que tiene un pie fracturado. Los signos en este caso no son tan pronunciados como con otras fracturas, el paciente camina y pisa el pie. Por lo tanto, para evitar complicaciones, debe comunicarse con un médico de inmediato.

Una fractura del quinto hueso metatarsiano del pie es una lesión que ocurre con más frecuencia que todas las demás.

Al girar el pie hacia adentro, puede producirse una fractura por desgarro. En este caso, se produce el desprendimiento y el desplazamiento del hueso metatarsiano. El empalme es muy largo, por lo que debe comunicarse con un traumatólogo lo antes posible. Con un tratamiento prematuro, es posible que el hueso no crezca correctamente, en cuyo caso se requerirá una intervención quirúrgica.

La base del hueso metatarsiano 5 es un área con poco suministro de sangre. Es en este lugar donde se produce la fractura de Jones. Ocurre en el contexto de cargas estresantes y crece juntas muy lentamente.

Fracturas de la falange de los dedos de los pies.

Este tipo de fractura de los huesos del pie es posible como resultado de la exposición directa a los dedos (por ejemplo, con un fuerte golpe o una caída en la gravedad). Si las falanges principales crecen juntas incorrectamente, la función del pie puede verse afectada. Además, puede ocurrir dolor al caminar y limitar la movilidad de una extremidad lesionada. Como resultado de una fractura del medio y las falanges ungueales, tales consecuencias no ocurren.

Se observa cianosis de un dedo roto, hinchazón, dolor pronunciado durante el movimiento. Con tales lesiones, a veces se forma un hematoma subungueal. Para confirmar el diagnóstico, se recomienda realizar un examen de rayos X en dos proyecciones.

En caso de fracturas sin desplazamiento, la férula de yeso posterior se aplica al dedo adolorido. En presencia de sesgo, existe la necesidad de una reposición cerrada. Fragmentos de huesos se fijan con agujas de tejer.

Las fracturas de las falanges de las uñas no necesitan un tratamiento especial, por lo general, basta con una venda adhesiva. El período de inmovilización es de 4 a 6 semanas.

Si trata adecuadamente una fractura del pie y sigue estrictamente todas las recomendaciones del médico, es posible no solo acortar el período de recuperación, sino también prevenir posibles complicaciones.

¿Cuál es la causa de una fractura del pie?

Los atletas, así como aquellos que realizan trabajos físicos pesados, corren el riesgo de fracturas. De las principales razones que pueden conducir a una lesión en el pie, vale la pena destacar lo siguiente:

  1. el pie se rompe como resultado de una patada en una superficie dura,
  2. un salto fallido desde una altura impresionante también puede causar una lesión en el pie,
  3. si algo pesado cae sobre tu pierna,
  4. dislocación al correr o caminar normalmente.

Un accidente automovilístico a menudo conduce a fracturas. Las lesiones en el pie pueden deberse a una carga excesiva en el pie como resultado de un frenado repentino. Un golpe fuerte puede causar una fractura. En cualquier caso, es importante anestesiar de inmediato el lugar donde se observa la fractura. El yeso también debe aplicarse al sitio de la lesión.

Anatomía del pie

El pie es la parte inferior del pie. El lado que pisa el piso es la suela. En cuanto a lo contrario, la parte superior, entonces esta es la parte posterior. Debido a su flexibilidad y elasticidad, la estructura del pie abovedado regula la distribución de la gravedad. Además, los temblores se minimizan al caminar.

Анатомия сустава — несколько костей в одной связке. При их повреждении возникают сильнейшие болевые ощущения.

В человеческих ступнях находится четвертая часть всех костей в организме. Одна стопа — это 26 костей. У младенцев могут при рождении быть добавочные косточки, которые чаще всего не вредят ребенку.

El pie total contiene 19 músculos. Como resultado de su interacción, el movimiento de la pierna se hace posible. Los únicos músculos son responsables del movimiento de los dedos.

Con la ayuda de los tendones, los músculos se unen a los huesos; esta es su continuación. Difieren:

Los ligamentos flexibles rodean la articulación, la sostienen y sirven para conectar los huesos. No difieren en elasticidad.

Los extremos de los huesos están cubiertos por cartílago en el lugar donde se encuentran las articulaciones. Sin ella, el cuerpo no puede moverse suavemente.

Las arterias principales del pie son la espalda y la espalda. También en la lista se debe agregar tibial. Los músculos controlan los nervios. En todas partes transmiten sensaciones al centro del cerebro.

Gracias a la movilidad del pie, una persona puede adaptarse fácilmente a las superficies más inesperadas sobre las que se mueve. Además, el cuerpo se mueve en diferentes direcciones. Esta parte de la pierna absorbe la mayor parte del estrés. Por lo tanto, es muy importante prevenir una fractura del pie o comenzar el tratamiento adecuado a tiempo en caso de lesión.

Fracturas Metatarsianas

  1. Fractura traumática
  2. Estresante

Los metatarsianos sufren fracturas con más frecuencia que otros. Cuando se lesiona una pierna, aparece un crujido característico, la víctima claramente siente dolor. Un dedo lesionado puede incluso acortarse. La desviación hacia un lado también es posible. Después de un tiempo, el dolor se debilita y no desaparece por completo.

La fractura por estrés ocurre con mayor frecuencia en aquellos que a menudo son propensos a un esfuerzo físico impresionante. Pueden ser atletas profesionales, por ejemplo. Con esta fractura, aparece una grieta en el área del hueso. Es muy difícil de detectar. Cuando un paciente sufre dolencias concomitantes, por ejemplo, osteoporosis, la situación se vuelve aún más complicada.

Si está dañado, el dolor ocurre después de un esfuerzo impresionante. En reposo, ella pasa. Con el tiempo, la intensidad del dolor alcanza un pico. En este punto, cualquier acción que involucre el pie se vuelve casi imposible. Incluso en reposo, el dolor ahora se conserva. Hay hinchazón en el sitio de la lesión.

El peligro de una fractura por estrés es que no es posible determinarlo de inmediato. Por lo tanto, con bastante frecuencia hay un desarrollo de complicaciones debido al hecho de que el paciente no consulta a un médico a tiempo.

¿Cómo diagnosticar una fractura?

Para empezar, el médico realiza un examen preliminar del área en la que se supone la fractura. La tarea es descubrir cuál es el mecanismo de la lesión. Si se sospecha una fractura en el área del pie, se debe tomar una radiografía. Con la ayuda de dicho examen, es posible confirmar el diagnóstico y elegir un régimen de tratamiento adecuado. La radiografía en varias proyecciones ayuda a determinar la naturaleza de la fractura.

¿Cómo tratar una fractura del pie?

La elección de un método con el que se llevará a cabo el tratamiento depende de la complejidad de la naturaleza de la lesión. Hay casos en que es suficiente reparar el lugar dañado con la ayuda de un vendaje especial. Lo mismo vale para los zapatos. Además, en casos leves, es necesario excluir la carga en la pierna lesionada. En este caso, una muleta o un bastón serán un excelente ayudante. Muy a menudo, se requiere asegurar la inmovilidad mediante la aplicación de un molde de apósito. A veces se necesita una operación.

¿Cuánto hay que tratar y usar yeso?

Todo aquí es completamente individual, dependiendo de qué tipo de fractura. Otros factores también afectan los tiempos de tratamiento y rehabilitación.

  1. Si hablamos de una lesión en los huesos metatarsianos del pie, en este caso el neumático se usa durante casi un mes y medio. Además, es necesario arreglar el pie durante un par de meses. Para hacer esto, use yeso.
  2. En cuanto a la fractura de los huesos de las falanges de los dedos, aquí el término para usar un yeso es de hasta seis semanas.
  3. Las fracturas de los huesos del tarso, si no hay desplazamiento, requieren la aplicación durante un período de 21 días a seis meses de un neumático circular de yeso.

Si la fractura del pie es leve, entonces el tratamiento es posible aquí, en el cual no se requiere la aplicación de yesos. Lo mismo ocurre con las grietas. En este caso, es mejor usar una venda para arreglar el pie. Además, debe usar zapatos protectores especiales. Las muletas ayudarán a minimizar la carga en el pie. Además, el médico prescribe medicamentos efectivos que deberán tomarse por vía oral. Estas son vitaminas, así como medicamentos antiinflamatorios.

¿Cuánto tiempo se le permite pisar el pie?

La localización juega un papel aquí.

  1. Si el astrágalo está dañado, tomará hasta tres meses para poder pararse sobre la pierna y moverse normalmente.
  2. Cuando se produce una fractura de escafoides, la extremidad se inmoviliza durante dos meses y medio o incluso tres meses. Durante este período, el médico recomienda usar zapatos ortopédicos.
  3. En el caso de una fractura del hueso cuboide y del esfenoides, después de diagnosticar la fractura, se aplica yeso durante un período de hasta un mes y medio. En cuanto al período de rehabilitación, puede tomar hasta un año. Se debe usar un soporte de arco en este momento.

Periodo de rehabilitación

¿Qué tan grave fue la fractura, cuánto tiempo despegó la banda de fijación? Dependiendo de esto, la recuperación puede tener lugar de diferentes maneras. Las medidas de rehabilitación incluyen una amplia gama de métodos diferentes con los que puede recuperarse por completo de una lesión tan grave.

Período de recuperación completa

Depende del tipo de fractura. Después de lesionar los huesos del metatarso, un par de meses requerirá fisioterapia. Aproximadamente un mes después, deberá usar un vendaje en la espalda, que está hecho de yeso y tiene un engrosamiento en el área del talón. Esto es necesario en el caso de una fractura con desplazamiento.

En caso de fracturas de los huesos del tarso, tomará mucho tiempo recuperarse. Un par - tres meses tendrán que realizar un masaje, terapia de ejercicios. No menos de 12 meses, es necesario usar soporte para el arco.

Después de las fracturas de la falange de los dedos todos los días debería ser un procedimiento útil: masaje de amasamiento. Además, durante cinco meses debe caminar con zapatos ortopédicos.

Fisioterapia

Este método reduce el tiempo de recuperación. Es efectivo y seguro. La fisioterapia tiene muchas ventajas obvias:

  • amplia gama de acciones,
  • falta de contraindicaciones
  • no causa un hábito, una reacción alérgica,
  • tiene un efecto intenso pero leve en el paciente,
  • Se excluyen las complicaciones.

Terapia de ejercicio después de una fractura.

Dichos ejercicios en caso de fractura del pie pueden restablecer el funcionamiento de una extremidad que se ha dañado lo antes posible. Además, ayuda a fortalecer el pie. Esto es una garantía de resultados positivos, sujeto a todos los requisitos y recomendaciones con respecto a la implementación de ejercicios de fisioterapia.

Masaje de pies después de fractura

Como resultado del masaje:

  • atrofia de los tejidos musculares, vasos sanguíneos,
  • aumento del tono, elasticidad muscular,
  • el masaje ayuda a restaurar la movilidad articular,
  • se elimina el estancamiento
  • aumenta la movilidad de las piernas.

Prevención y recomendaciones para recaídas.

Para evitar una fractura, es necesario tratar de mantener la seguridad de una forma u otra de la vida. No debe arriesgar innecesariamente su vida, porque la tarifa por esto puede ser bastante alta.

Si, sin embargo, el pie resultó lesionado, hay una fractura, es importante consultar a un especialista de manera oportuna. Solo un médico puede decidir cómo tratarlo. Selecciona un método particular, medicamentos efectivos con la dosis requerida estrictamente individualmente.

Pin
Send
Share
Send
Send